jueves, 10 de mayo de 2018

Salmón al spa con zanahorias fritas

Hola queridos y entregados lectores. Imagino que ustedes harían lo que fuera por los seres más queridos, ¿no? No lo pondré en duda ni por un momento, pues mi amplia experiencia observando toda serie de disparates, lo corrobora...

...¡noooo, que no les estoy llamando "descerebrados", no! Pero coincidirán conmigo en que en algunos casos, la cosa se sale un poco de madre cuando nos ponemos a "hacerle el gusto" al otro.

Porque, a ver...¿les parece normal organizarle a tu hija de 9 años una "boda ficticia" con su "novio" del cole porque "¿¿cómo le voy a quitar la ilusión, si hasta quiere invitar a toda la clase para celebrar el enlace"?? (Esto es verídico).

...Y digo yo: ¿organizarán los padres otro convite con toda la clase, cuando los menores de edad decidan poner fin a TAN tierna relación, ficticia o no ficticia? Les digo una cosa: ¡de golpe y porrazo, y en este momento:

ASUMO la responsabilidad de seguir siendo la misma mala madre carente de toda sensibilidad hacia mis hijas, y que NUNCA y digo NUNCA organizaré una boda ficticia en casa: ni con un "lindo mocoso", ni con un melenudo lleno de rastas. Y para que conste en acta, firmo en este momento.

La cocinera almidonera. Una madre sin corazón.

La receta de hoy la hizo mi hija "trepadora" la semana pasada. Se encargó de hacer la cena con el lomo de salmón que tenía en la nevera, y ésta es la delicia que resultó. ¡Tan sencillo como rico!

SALMÓN AL SPA CON ZANAHORIAS FRITAS
(4 PERSONAS)


Ingredientes:

  • 1 lomo grande de salmón fresco (800 grs) 
  • 8 zanahorias  medianas
  • eneldo seco 
  • sal gorda
  • romero seco 
  • aceite de oliva 
  • sal fina

1. Pelar las zanahorias y cortarlas en bastones (del tamaño de una papa frita).
2. Freír las zanahorias en una sartén y cuando estén blanditas, añadirle sal fina y romero seco. Remover bien, y reservar.
3. MASAJEAR el salmón crudo con sal gorda y con eneldo seco. ¿Ya entienden el nombre de la receta? ¡¡je, je!! (Yo sólo sigo las indicaciones de la chef).
4. Freír el salmón en la misma sartén que antes, con un chorrito generoso de aceite de oliva. Dorar por fuera y luego bajar el fuego hasta que esté hecho. ¡Se formará una costra riquísima!
5. Emplatar y listo.

Como siempre, es una receta: sin gluten, sin lácteos y sin almidón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons