martes, 7 de junio de 2016

Ensalada con fresones

¡Hola un Martes más!

Vengo del supermercado. Una de las empleadas, de nombre tropical, me ha implorado que publique algo sobre la gente tóxica, ¿¿¿qué se hace frente a ellas??? me ha preguntado con los ojos abiertos y un tono susurrado... Nooooo, no es que sea seguidora de mi blog, pero me he puesto a charlar con ella (¡¡ya me conocen!!) y entre una cosa y otra, pues resultó que tiene muchos proyectos sin acometer por culpa de gente "que le chupa la energía"...

¡Cuánta gente hay así! ¿verdad?¿Quién no conoce a alguna persona que usa a las demás para desahogarse y depositar todos sus "malos pensamientos" y "todas sus angustias" y luego da media vuelta, para no tener que escuchar una sola palabra de su "víctima"?



En esos casos hay dos consejos que yo les puedo dar:


1. Evitar a las personas tóxicas (¡la protección de la salud mental está por delante de la cortesía!).

2. Si la persona tóxica está en tu lugar de trabajo: ponte mentalmente un traje "contra el karma tóxico", de esos que no dejan pasar la más mínima partícula "chunga" (¡perdonen que hoy les hable desde mi yo-macarrilla!) y no se quiten el traje hasta que abandonen su lugar de trabajo. 

Al llegar a casa: ¡PÓNGANSE A BAILAR! ¡Bailen como si les fuese la vida en ello, y se librarán de todas las malas vibraciones!

...no sé si les he ayudado hoy, pero el vecino de enfrente va a flipar cada tarde con ustedes...¡ja, ja, ja!

P.D. Por si algún curioso se pregunta cuál era el nombre exótico de la empleada del supermercado, le revelaré que es Zulema...¡¡la curiosidad es contagiosa, dejen de leer este blog o acabarán fatal!!

ENSALADA CON FRESONES (4 personas)

Ingredientes:

  • 8 fresones (200 g)
  • Lechuga variedad "Isberg" (150 g)
  • aceitunas rellenas de pimiento rojo (1/2 lata, unos 70 g)
  • 1/2 cebolla dulce (70 g)
  • Sal 
  • Pimienta negra 
  • Aceite de oliva


  1. Lavar la lechuga y cortarla en juliana (es decir, en tiras muy finas). Echar en el fondo de un cuenco.
  2. Pelar la cebolla y picarla muy fina. Añadir a la lechuga.
  3. Lavar los fresones, quitarles el rabito verde y cortarlos en láminas. Incorporar a la ensalada.
  4. Escurrir las aceitunas y cortarlas en rodajas. Incorporar. Echar un chorro generoso de aceite de oliva por encima.
  5. Salpimentar la ensalada y mezclar muy bien. Servir en el momento.
Esta ensalada es rapidísima de hacer y tiene un sabor delicioso. Se me ocurrió añadirle fresones a una ensalada tradicional, y ¡no saben el cambio que da! 

La receta es: sin gluten, sin lácteos y sin almidón.

Próxima publicación: 5 de Julio de 2016 (Martes).

2 comentarios:

  1. Esto es slow food.....pero rápida! qué buena idea!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Yolanda, por tan interesante reflexión. "Slow food" pero rápida...totalmente de acuerdo. Y aprovecho para defender el movimiento "Slow Food" que surgió en 1986 en Italia en respuesta a la expansión creciente de la "Fast Food" ("comida rápida" o "comida basura"). La filosofía de este movimiento es volver a comer con tranquilidad y sin prisas, comida saludable y "natural", los productos locales, y dándole gran protagonismo al deleite a partir del sentido del gusto. ¡¡Mira que haber hecho una receta "slow food" sin darme cuenta!! ¡Menos mal que te tenemos a ti, Yolanda! Bienvenida y gracias por ponerle sal al blog ;)

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons